Los folletos son formas de comunicación impresa diseñados para cumplir una función informativa o publicitaria. Utilizan un lenguaje con datos relevantes de un tema de interés en específico para el lector. Si bien, los folletos publicitarios son distribuidos gratuitamente en un lugar para un público en específico, la mayoría tiene como objetivo convencer a los lectores de que adquieran un producto o un servicio.

Existe una gran variedad de folletos, y se clasifican por su tamaño, forma y número de páginas:

Volantes. Es el más económico, en realidad es un rectángulo de papel tamaño un cuarto o media carta, impreso por uno o ambos lados.

Dípticos. Son folletos con buena calidad de impresión, doblados por la mitad. Por lo general están impresos de frente y vuelta. Se pueden imprimir en cartulinas o papeles con mayor gramaje, y agregar un barnizado o acabado.

Tríptico. Este folleto está doblado en tres partes, de manera en que queda en 6 secciones. La impresión tiene mayor impacto visual y suele tener más contenido.  

Cuadrípticos. No son tan comunes como los anteriores diseños, pero contienen 8 secciones, resultado de doblar el papel en 4 partes. Manejan más información y pueden ser diseñados de diferentes maneras.